spacer
Contexto
division
div
CONTEXTO HISTÓRICO
Especiales

El Florero de Llorente

FLORERO
Museo 20 de Julio. Base de Florero de José González Llorente. Anónimo. Siglo XVIII. Cerámica porcelanizada
 

EL FLORERO DE LLORENTE

 

La historia a través de su uso público construye imágenes, mitos y narraciones del pasado utilizando una iconografía y una narrativa histórica para conocimientos de todos. Para tal fin se sirve de monumentos, bustos, textos escolares de historia, himnos, museos, festividades patrias, etc.

La construcción de la historia de la Independencia indica que el español José González Llorente luego de negarse a prestar un florero que le había sido solicitado para arreglar la mesa con la que agasajarían al Comisionado Regio y criollo Antonio Villavicencio, había exclamado la frase “Me cago en Villavicencio y todos los americanos”, siendo este insulto a un criollo y la negativa de préstamo, la causa del pleito que dio origen al movimiento independentista del 20 de Julio en Santafé de Bogotá. De esta manera el discurso histórico acerca del origen de nuestra independencia y la construcción de la patria se construyó alrededor de un objeto histórico que ha servido de testimonio material del suceso y a través del que se evoca el recuerdo de este, convirtiéndose Colombia en “la patria del florero”.

Hoy, cuando muchos estudios históricos han aclarado la manera en que se fue fraguando la idea de nuestra independencia, el florero de Llorente sólo aparece en algunos como el detonante para iniciar las acciones de aquel memorable 20 de Julio. De este histórico objeto, reposa en el Museo Casa del Florero una parte a la que se le han realizado investigaciones que han hecho suponer que no era un florero, sino que hacía parte de  un objeto más grande como un centro de mesa debido al tamaño de la loza. Esta pieza de estilo barroco es de loza blanca y posee un follaje verde que simula hojas, también tiene el sello real de Carlos III de Borbón, lo que hace pensar que este fue elaborado en el siglo XVIII en una fabrica del rey Carlos III llamada el “Buen Retiro”, dedicada a fabricar piezas para la realeza. En su composición, este objeto tiene vidrio con óxidos de plomo, esmaltes de cobre, pan de oro, polvo de oro y oro coloidal en la corona y otras partes de la pieza, lo que ratifica que en su momento fue un objeto que le daba un gran estatus a quien lo adquiriera.

La procedencia de este objeto y la manera en que siendo una pieza tan costosa llegó a manos de Llorente, es una de las tantas incógnitas que existen alrededor de la pieza. Tampoco se sabe dónde lo tenía Llorente y cómo se rompió, se supone que fue durante el altercado con los Morales. Sin embargo es extraño que siendo un objeto tan valioso, González Llorente no hace referencia a ese daño durante sus declaraciones.

No es clara tampoco, la manera en que transitó de la tienda de Llorente a diferentes casas bogotanas hasta llegar a la del pintor Epifanio Garay, quien lo donó al Museo Nacional de Colombia en 1882. Lo que sí es claro, es el halito de dudas alrededor de su originalidad, prueba de ello es que en el catálogo del Museo Nacional del año 1886, don Fidel Pombo escribe esto en una leyenda “la base o loza fina con las armas de España en relieve, doradas, que se dice fue el florero histórico que el 20 de Julio de 1810 dio origen a la disputa entre el español Llorente y el americano Morales que causó la asonada de ese día y el principio de la guerra de nuestra independencia”. Ese “que se dice” dejaba abierta al público la posibilidad de creer o no, que fuese esta pieza la que realmente originó la independencia. Sea cierta o no la historia y original o no el florero que reposa en el Museo Casa del Florero, este seguirá siendo parte de la tradición y de la historia que se ha construido acerca de nuestra independencia y de aquel 20 de Julio de 1810.

 
Enlaces relacionados
 
webmaster consejeria bicentenario   consejeria bicentenario