spacer
Contexto
division
div
CONTEXTO HISTÓRICO
Personaje del mes

SIMÓN BOLIVAR

(Caracas 24 de julio de 1783 – Santa Marta 17 de diciembre de 1830)

Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios, era el nombre completo del Libertador Simón Bolívar, quien nació en Caracas el 24 de julio de 1783, y falleció en Santa Marta el 17 de diciembre de 1830. Descendiente de una acaudalada familia latifundista y esclavista, fruto del enlace nupcial de don Juan Vicente Bolívar y doña María Concepción Palacios y Sojo. Fue bautizado el 30 de julio en la iglesia metropolitana de Caracas por el doctor don Juan Félix Jerez y Aristeguieta, su pariente cercano, su padrino fue don Feliciano Palacio. Bolívar.  Simón fue el menor de cuatro hijos: Juan Vicente, María Antonia, Juana.

Quedó huérfano de padre a los dos años y medio de edad, y de madre a los nueve, debiendo permanecer bajo la protección de su abuelo materno don Feliciano Palacios, hasta que éste murió. A continuación quedó bajo su cuidado don Carlos Palacios, su tío y tutor, y su hermana María Antonia. La educación formal de Bolívar fue mínima, pero con la asistencia de sus maestros (Simón Rodríguez, Andrés Bello y el padre capuchino Francisco Andujar), la pasión por la lectura y unos viajes tempranos a Europa y Norteamérica, logró empaparse de las ideas dela Ilustración. A principios de 1799 fue enviado a Madrid a vivir con sus tíos Esteban y Pedro Palacios, donde conoció a María Teresa Rodríguez del Toro, sobrina del Marqués del Toro, con quien contrajo nupcias en 1802;empero ella murió poco tiempo después al regresar a Venezuela donde contrajo una fiebre que consumió su vida.

Viudo a los 19 años, empleó varios meses en sus negocios, y en otoño de 1803, decidió embarcarse hacia Europa, visitando España, Francia e Italia. Su nacimiento, fortuna y relaciones le abrieron las puertas de la sociedad frecuentada por hombres y mujeres notables de la época. Luego de un recorrido por Norteamérica retornó a Suramérica hacia 1807, participando en la junta revolucionaria nombrada tras el 19 de abril de 1810 para buscar, infructuosamente, el apoyo del gobierno británico. Desde 1811 contribuyó en la liberación de América como coronel nombrado por Francisco Miranda.

En 1812 partió de Cartagena en una empresa militar que limpió de los realistas las riberas del río Magdalena hasta llegar a Cúcuta en febrero de 1813. Entre mayo y agosto de este último año liberó a Venezuela, siendo aclamado por primera vez como Libertador y anunciando la guerra a muerte (eran americanos los que luchaban por la libertad de América sin importar país de nacimiento ni color de piel; eran enemigos los que a pesar de haber nacido en el Nuevo Mundo no hicieran nada por su libertad). Luego fue obligado a huir a Cartagena a mediados de 1814, tras la retoma de Venezuela por los realistas comandados por José Tomás Boves. Desde allí emprendió una campaña que sometió a Santafé bajo el Congreso de la Nueva Granada, en diciembre de 1814.

Al año siguiente viajó a Cartagena para obtener ayuda militar con la cual pensaba tomar Santa Marta, pero se enfrentó militarmente a las autoridades de dicha ciudad. Luego, Bolívar emigró a las Antillas en mayo de 1815, escribiendo la famosa Carta de Jamaica (6 de septiembre) en la que describe los problemas políticos del Nuevo Mundo, analiza la situación presente y futura de los países nacientes y propone una América unida en una gran confederación. A finales de diciembre de 1815 se embarcóhacia Haití donde obtiene la ayuda económica y militar del presidente Alexander Petión para reiniciar sus luchas armadas en Suramérica, con la condición de declarar la libertad de los esclavos. De Puerto Príncipe se trasladó a Los Cayos con el propósito de convocar una asamblea de jefes patriotas y solicitar el nombramiento del alto mando de las fuerzas expedicionarias. Con dificultad, Bolívar consiguió la comandancia suprema, saliendo el 31 de marzo de 1816 hacia el continente. En diciembre de aquel año, Bolívar se vio obligado a retornar a Haití dada la posición hostil de algunos jefes republicanos –Santiago Mariño y Francisco Bermúdez- que se resistían a su sometimiento. Allí reafirmó el apoyo político y militar de Petión, y el 31 de diciembre tocó tierra firme en las proximidades de Barcelona (Venezuela).

En 1817 el Libertador dirigió las campañas para recuperar territorio americano, adueñándose de la provincia de Guayana, convirtiéndola en el bastión de la causa patriota. En 1818 estableció contacto con los jefes republicanos del interior de los llanos, como José Antonio Páez y Francisco de Paula Santander. Además, sorprendió a Morillo en la batalla de Calabozo el 12 de febrero, y sufrió, ante el mencionado general español, la derrota del 16 de marzo en el Semen, lo que colocó bajo amenaza a los Llanos del centro y occidente. 

Al año siguiente reunió el congreso de Angostura el 15 de febrero, e ideó la campaña libertadora de la Nueva Granada.El 27 de mayo de 1819 Simón Bolívar inició su carrera por los llanos para ascender por las montañas neogranadinas con unos 2.500 hombres, a los que debían unirse los contingentes del Casanare y la Legión Británica. El 25 de julio en el Pantano de Vargas y el 7 de agosto en el Puente de Boyacá, derrotó al ejército español comandado por José María Barreiro, generando la huida de Santafé del virrey Juan Sámano. El 10 de agosto entró en la capital del virreinato neogranadino para instalar los poderes públicos. Luego de dejar el mando político de la Nueva Granada al vicepresidente Francisco de Paula Santander, retornó a Venezuela, y el 17 de diciembre de 1819 creó en Angostura la república de la Gran Colombia que reunió a la Nueva Granada y Venezuela.

Tras el levantamiento en armas del 1 de enero de 1820, realizado el comandante Rafael Riego contra Fernando VII, el día 26 de noviembre del mismo año Bolívar y Morillofirmaron en Trujillo (Venezuela) un armisticio y un tratado para la regulación de la guerra. Los años siguientes los dedicó el Libertador a emancipar otras regiones de Suramérica. El 24 de junio de 1821 obtuvo la victoria de Carabobo con la que dio fin al dominio español en Venezuela. Casi dos años después, el 24 de mayo de 1823, en Pichincha liberó al Ecuador, y al Perú en 1824 en las batallas de Junín (6 de agosto) y Ayacucho (el 9 de diciembre). El Congreso peruano lo llenó de honores, y luego viajó al Alto Perú, oportunidad para que sus provincias proclamaran la independencia con el nombre de República Bolívar. Allí redactó la Constitución del nuevo Estado que le valió críticas y múltiples enemigos por considerarla tiránica y en contravía de las libertades.

Años después, el 25 de septiembre de 1828 en Bogotá, sus detractores intentaron acabar con su vida tras aceptar la dictadura el 25 de junio de aquel año, pero logró escapar gracias a las destrezas de Manuela Sáenz. Desde aquel momento, el Libertador intentó infructuosamente contener los movimientos de disgregación de la Gran Colombia que surgían en Quito y Venezuela, y de enfrentar a las tropas peruanas por los límites fronterizos. Al regresar a Bogotá el 15 de enero de 1830 enfermo y debilitado espiritualmente, decidió renunciar al poder que se le escapaba de las manos a finales de abril. Partió de la capital rumbo a la costa caribe el 8 de mayo, con el fin de embarcarse hacia Europa o las Antillas. En Santa Marta, lo encontró la muerte el 17 de diciembre cuando se desmoronaba definitivamente la Gran Colombia y le llegaban noticias del asesinato de su heredero político Francisco José de Sucre, quien se dirigía de Bogotá a Quito. El médico francés que atendió a Bolívar en la hacienda San Pedro Alejandrino le diagnosticó una tuberculosis muy avanzada.  

Daniel O’Leary, quien lo conoció de cerca, describió físicamente al Libertador de la siguiente manera:

“Bolívar tenía la frente alta, pero no muy ancha y surcada de arrugas desde temprana edad –indicio de pensador-. Pobladas y bien formadas las cejas. Los ojos negros, vivos y penetrantes. La nariz larga y perfecta: tuvo en ella un pequeño lobanillo que le preocupó mucho, hasta que desapareció en 1820, dejando una señal casi imperceptible. Los pómulos salientes; las mejillas hundidas, desde que le conocí en 1818. la boca fea y los labios algo gruesos. La distancia de la nariz a la boca era notable. Los dientes blancos, uniformes y bellísimos; cuidábamos con esmero. Las orejas grandes pero bien puestas. El pelo negro, fino y crespo; lo llevaba largo en los años de 1818 a 1821, en que empezó a encanecer, y desde entonces lo usó corto. Las patillas y bigotes rubios; se los afeitó por primera vez en el Potosí en 1825. Su estatura era de cinco pies seis pulgadas inglesas. Tenía el pecho angosto; el cuerpo delgado, las piernas sobre todo. La piel morena y algo áspera. Las manos y los pies pequeños y bien formados que una mujer habría envidiado. Su aspecto, cuando estaba de buen humor, era apacible, pero terrible cuando irritado; el cambio era increíble.” (O’Leary, 1952, tomo III: 134-135).  

MÁS INFORMACIÓN SOBRE BOLÍVAR  (entre otros) EN:

BUSHNELL, David. “Simón Bolívar. Una síntesis del libertador”.  En: Credencial Historia. No.16, abril de 1991.
Disponible en: http://www.lablaa.org/blaavirtual/revistas/credencial/abril1991/abril3.htm

Simón Bolívar: hombre de Caracas, proyecto de América. Buenos Aires. Biblos. 2002.

Bolívar Simón, (Biografía)
Disponible en: http://www.lablaa.org/blaavirtual/biografias/bolisimo.htm

CAMARGO LATORRE, Manuel.  Perfiles de Bolívar. Bogotá.  Editorial Minerva.  1930.

GARCÍA HAMILTON, José Ignacio. Simón: Vida de Bolívar. Caracas. Editorial Sudamericana. 2004.

LYNCH, John.  Simón Bolívar.  Primera reimpresión.  Bogotá.  Editorial Crítica.  2009.

O’LEARY, Daniel Florencio. Memorias. Tomos I y III. Bogotá. Editorial Santafé.1952.

ROURKE, Thomas.  Bolívar el hombre de la gloria.  Buenos Aires.  Editorial Claridad.  1945.

NOTA: Nos permitimos informar que el uso sugerido de Wikipedia en esta página web se hace en la medida en que no es tomado como una fuente primaria de información sino como una herramienta de consulta para algunos contenidos.
webmaster consejeria bicentenario   consejeria bicentenario