spacer
Contexto
division
div
CONTEXTO HISTÓRICO
Personaje del mes

JOSÉ MARÍA CÓRDOVA MUÑÓZ

Concepción, Antioquia, 8 de septiembre de 1799
El Santuario, Antioquia, 17 de octubre de 1829

Fue uno de los antioqueños más destacados durante las guerras de la independencia, siendo nombrado General del Ejército Libertador de Simón Bolívar a muy corta edad.

Era hijo de Crisanto Miguel de Córdoba y Mesa y de Pascuala Muñoz y Castrillón, quienes tuvieron 7 hijos, entre los que José María fue el tercero.  Junto a su familia, vivió su infancia en los municipios de San Vicente y Rionegro, también en el actual departamento de Antioquia; en ese último municipio, en junio de 1814, a la edad de 14 años, se convirtió en uno de los primeros alumnos de la recién creada, Escuela de Ingenieros Militares1 dirigida por Francisco José de Caldas y donde también enseñaban José Félix de Restrepo y el francés teniente coronel Manuel Roergas de Serviez.  Este último sería un importante personaje en la conformación del ejército de los llanos que en 1819 lograría la victoria en la batalla del puente de Boyacá.

Ante la llegada de los españoles en 1815 se iniciaron de nuevo los enfrentamientos entre realistas y patriotas; Córdova, que para entonces había sido nombrado Subteiente y ostentaba el título de ser el edecán de Serviez, marchó bajo el mando del francés a la provincia de Popayán, donde participó en la batalla de Río Palo, el 5 de julio de 1815. Apoyando a los patriotas de José María Cabal, Córdova fue alcanzado por un balazo en el hombro, situación que no lo detuvo en la lucha y que le valió, al final de la jornada, su ascenso a Teniente a la edad de 15 años.

Después de Río Palo, Serviez y junto a él José María Córdova, marcha a los llanos del Casanare, lugar donde se encontraban reunidas la mayor parte de las fuerzas irregulares que luchaban contra los españoles y que bajo el mando de Francisco de Paula Santander dejarían de ser un grupo de desordenadas guerrillas para convertirse en un aguerrido ejército libertador.  Infortunadamente Serviez es asesinado en los llanos y Córdova, quien intentaba huir de la muerte, es acusado de deserción y sentenciado a ser fusilado. Sin embargo, gracias a la amistad que lo unía a Pedro Camejo, asistente de Páez, logra escapar a su sentencia. A pesar de estas adversidades, Córdova decide continuar haciendo parte del proyecto de Santander, ubicándose entre los hombres al mando del venezolano Páez, con quien participa en varias de las batallas de independencia de los llanos venezolanos.

En 1817, viajó a Guyana (Venezuela) a ponerse bajo las órdenes de Bolívar. Con sus escasos 19 años, Córdova demostró gran arrojo y valentía en las acciones en las que participó, por lo que en octubre de 1818 fue nombrado miembro del Estado Mayor General del Libertador con quien participaría en las batallas del Pantano de Vargas y el Puente de Boyacá en 1819.

Con la victoria patriota, Córdova recibe órdenes para marchar hacia Antioquia y expulsar a los españoles que la gobernaban.  A finales del mes de agosto, el español Carlos Tolrá huye de la provincia, dejándola a disposición de Córdova, quien nombra como gobernador a José Manuel Restrepo.  Después de lograr la total liberación de Antioquia, Córdova fue encargado por Bolívar para liberar de los realistas la zona del Bajo Magdalena. Así fue que a principios de 1820, José María Córdova logró expulsar a los españoles y a sus hombres de El Banco, Mompóx, Tenerife y Barranca; además estuvo encargado de sitiar Cartagena y lograr su rendición ante la negativa de entregarse al poder republicano.

El buen desempeño en estas acciones le valió a Córdoba ser enviado a la campaña del sur.  Con grado de Coronel, es embarcado hacia Guayaquil, donde junto a Antonio José de Sucre, planea la estrategia del triunfo para la batalla de Pichincha, sucedida en Quito el 24 de mayo de 1822 y con la que el Ecuador sellaría su independencia.  Córdova continuaría hacia el Perú y el 9 de diciembre de 1824, de nuevo actuando de manera conjunta con Sucre, logra la victoria de Ayacucho sobre los hombres al mando del virrey José de la Serna. Para Córdova este triunfo lo convertiría desde entonces en el Héroe de Ayacucho.

La batalla de Ayacucho significó para el continente la confirmación de la independencia de toda América del Sur, la creación de Bolivia como país y el reconocimiento como países libres de las potencias mundiales del momento: Estados Unidos, Inglaterra y Francia.

Después de Ayacucho, Córdova viajó a Bolivia, donde permaneció hasta 1827, año en que decidió regresar a Colombia y a su tierra natal Antioquia.  El mismo año, comienza a disentir de las decisiones políticas de Bolívar y hace público su descontento, acción que no es vista con buenos ojos por varios miembros del gobierno.  En 1828 es acusado como sospechoso por la conspiración septembrina contra Bolívar.  Todas estas acciones, hacen que en 1829 pida su retiro del ejército, sin embargo, continúa comandando pequeños grupos irregulares de Antioquia que le ofrecen su apoyo.  La decisión de Córdova es rechazada por Urdaneta, encargado del poder militar bajo el mando de Bolívar; este convoca a un consejo de ministros donde se decide enfrentar al antioqueño, para eso se dispone enviar al irlandés Daniel Florencio O`Leary, quien se enfrenta a Córdova y sus hombres en la batalla de El Santuario, el 17 de octubre de 1829. En este enfrentamiento José María Córdova resulta herido y es perseguido por el irlandés Ruperto Hand, quien lo encuentra refugiado en una casa campesina de la zona y le propicia la muerte.

Para muchos, Córdova es considerado como uno de los mejores militares de Colombia, por eso, se decidió en 1979 nombrar en su honor a la escuela militar de cadetes.



1. Sobre la escuela de ingenieros militares, se puede decir que fue un proyecto liderado por Caldas, después de salir de Santafé. Respaldado por el entonces dictador de la provincia de Antioquia, Juan del Corral, se decidió abrirla en febrero de 1814, mientras el país iniciaba su formación como república y aún no sospechaba, el intento de reconquista que estaría a cargo de Pablo Morillo en 1815.  El objetivo principal de la Escuela de Ingenieros, era formar militares expertos en asuntos de ingeniería, necesarios para la formación de estrategias defensivas efectivas y útiles para el avance en tecnología que se esperaba trajeran al país los nuevos aires de libertad.

Más información sobre José María Córdova en:

http://www.lablaa.org/blaavirtual/biografias/cordjose.htm

FRANCO VARGAS, Constancio. Rasgos biográficos de los próceres y mártires de la independencia.  Bogotá.  M. Rivas. 1880. Disponible en: http://www.lablaa.org/blaavirtual/historia/rasgos/indice.htm

http://www.ejercito.mil.co/?idcategoria=230831

José María Córdova. Entre el delirio y la razón.  http://www.otraparte.org/actividades/literatura/cordova.html

 

 

LUIS MIGUEL AURY

París 1781
Providencia 29 de agosto de 1821

Louis Michel Aury vino al mundo en 1781 en la ciudad de París, fruto de la unión nupcial de Louis Aury e Isabel Maignet. Compartió el cuidado de sus padres con su hermanita menor Victoria; estudió las primeras letras y secundaria en una escuela pública de Mont Rouge, hasta que en 1800 se alistó en la Marina Francesa como cadete. En 1803 se embarcó rumbo a Nueva York, luego de la muerte de su padre, por lo que uno de sus tíos maternos quedó al cuidado de su madre y hermana. Al conocer la coronación de Napoleón Bonaparte como emperador de Francia, decidió desertar de la Marina Francesa para comandar, en calidad de corsario, durante 8 años, diversas embarcaciones en las costas estadounidenses, las islas antillanas y en el mar Caribe. Quizá el más importante de sus comandantes fue Andrew Jackson, quien sería presidente de los Estados Unidos de América algunos años después. Aury tuvo una destacada participación en la guerra entre esta nación e Inglaterra en 1810, lo que le sirvió para amasar una pequeña fortuna con la cual adquirió una pequeña goleta. La perdió al ser acusado de violar las leyes norteamericanas, viéndose en la necesidad de establecer una sociedad con el capitán Dominique Diron para adquirir un barco que llamaron “Venganza”. A la sociedad se unieron el comodoro Charles Louminet y el capitán Jean Chavellier. A finales de 1811 se disolvió la empresa de corsarios franceses al ser detenidos los barcos por las autoridades estadounidenses, culpados de trasgredir las leyes.

En 1812 Luis Aury conoció al patriota caraqueño don Pedro Gual en Baltimore (Estados Unidos), y desde entonces se involucró en las luchas de la independencia de la Nueva Granada y Venezuela. Se embarcaron rumbo a Cartagena en marzo de 1813 en la embarcación “Francisco de Paula”, ingresando a la ciudad amurallada en mayo de aquel año. A continuación el gobernador Juan de Dios Amador le expidió las patentes para armar en corso sus buques, y el 9 de junio, el padre Juan Marimón lo nombró capitán de Navío. El 10 de agosto se le otorgó el título de comodoro y se le dio el mando de cuatro goletas.

Al mando del brigadier Manuel del Castillo y Rada, el comodoro Aury contribuyó en la defensa de la ciudad amurallada cuando Simón Bolívar la sitió entre mayo y de junio de 1815, iniciando aquí una larga enemistad entre los dos. Ante un nuevo sitio de 106 días (entre el 17 de agosto y el 5 de diciembre de 1815), esta vez comandado por el pacificador don Pablo Morillo, el corsario francés contribuyó a defender a los cartageneros. Ante el fracaso de la toma de la fragata española “Ifigenia” que había recalado en la isla Barú, Aury fue destituido del mando naval de los corsarios y encarcelado por Del Castillo. Con la deposición de éste último del mando militar por Luis Brión el 17 de octubre, Luis Aury recuperó la libertad y pasó a ser el jefe de la Marina de Cartagena. Como los patriotas cartageneros no pudieron soportar el largo bloqueo, el 6 de diciembre zarparon unas 2.000 personas en una escuadrilla comandada por Aury, quien iba en la goleta de guerra “Constitución”. El mal tiempo casi acabó con la flotilla; solamente cuatro buques lograron llegar a Los Cayos de San Luis (Haití) el 6 de enero de 1816. Allí, Aury se reunió con Bolívar, con quien volvió a tener diferencias. Estas se originaron por la intervención del Libertador para impedir que el francés se apropiara de cuatro goletas, en pago de los servicios prestados a los refugiados cartageneros. También porque Aury y otros comandantes se opusieron, el 7 de febrero de 1816, a la jefatura única de Bolívar en la expedición patriota que intentaría derrotar a los realistas de Venezuela. Otro enemigo se ganó en Haití: el almirante curazareño Luis Brión, quien durante toda su vida se dedicó a crearle un mal ambiente con el Libertador Bolívar.

Como Bolívar impidió a Aury participar de la expedición sobre Venezuela, el francés elevó velas el 8 de junio de 1816 para empezar su navegación por las costas del sur de los Estados Unidos con la bandera de México. Desde el 6 de agosto de aquel año y hasta el mes de octubre de 1817, el comodoro Aury permaneció en la isla de Galveston planeando el ataque a Tampico (México) con el apoyo de los mexicanos residentes en Nueva Orleans. Los últimos días de su estadía en Galveston se le unieron Pedro Gual, Agustín Codazzi, Constante Ferrari y Luis Perú de Lacroix. A principios de noviembre, Aury y su flotilla derrotaron a los españoles de las Floridas, izando la bandera mexicana. En la isla Amelia, el 3 de noviembre lo nombraron gobernador militar y comandante naval, mientras designaron como gobernador civil a Gual. No obstante, las tropas estadounidenses comandadas por el general Andrew Jackson tomaron el control del lugar el 22 de diciembre, provocando la salida de Aury y sus hombres hacia Charleston. El 15 de enero del año 18, el francés protestó ante el presidente de los Estados Unidos por los hechos de los días pasados sin lograr resarcirse.

Al navegar a Jamaica encontró al canónigo chileno José Cortés Madariaga, con quien se embarcó rumbo a Buenos Aires para entrevistarse con Juan Martín de Pueyrendón, Director Supremo de las Provincias Unidas. Pueyrendón designó al comodoro “general en jefe de las fuerzas de mar y tierra que actuaban en la Nueva Granada por las Repúblicas Unidas de Buenos Aires y Chile”, debería responder a la petición de ayuda del gobierno de Venezuela. A su regreso a Jamaica, el 3 de junio de 1818 Aury recibió de Cortés de Madariaga una patente de corso para apoderarse de Portobelo, Chagres, Panamá y las islas de Santa Catalina, Providencia y San Andrés.

En cumplimiento de las últimas órdenes, Aury arribó al Archipiélago de San Andrés y Providencia el 4 de julio con su flota de 14 barcos. Destituyó al gobernador el capitán español don Luis García, izó la bandera de las Repúblicas Aliadas de Buenos Aires y Chile, y proclamó la independencia del Archipiélago. Además instaló su cuartel general en Santa Catalina, designó al coronel Garbans como gobernador civil y asumió el poder militar. Permaneció en dichas islas hasta el final de sus días, fundando una pequeña ciudad llamada Isabela en la que vivió con una bella mulata jamaiquina llamada Lucinda Barrcon quien no tuvo hijos.

En mayo de 1819 reinició sus actividades en el mar capturando varias embarcaciones enemigas. El siguiente año, en abril, dirigió su escuadra hacia Trujillo, donde sufrió una derrota debido a la traición de Gordon. Entre el 28 de abril y 7 de mayo sitió el puerto de Omoa (Guatemala), y finalizando el año 1820 viajó a Bogotá en compañía de Agustín Codazzi para ofrecer sus servicios a las autoridades colombianas. Ante la negativa del ejecutivo bogotano, Aury regresó frustrado hasta el puerto de Sabanilla, en donde lo abandonó uno de sus hombres de confianza, Luis Perú de Lacroix, quien lo acusó ante el Libertador de planear un complot contra las autoridades colombianas. A su regreso al Archipiélago, en una de sus correrías a caballo, el corsario francés tuvo un accidente del que no logró recuperarse hasta que en Providencia exhaló su último aliento el 29 de agosto de 1821.


Más información sobre Luis Aury en:

CACUA PRADA, Antonio. El corsario Luis Aury. Intimidades de la Independencia. Bogotá. Academia Colombiana de Historia. 2001.

FERRO, Carlos A. Vida de Luis Aury. Corsario de Buenos Aires en las luchas por la independencia de Venezuela, Colombia y Centroamérica. Buenos Aires. Editorial Cuarto Poder. 1976.

NOTA: Nos permitimos informar que el uso sugerido de Wikipedia en esta página web se hace en la medida en que no es tomado como una fuente primaria de información sino como una herramienta de consulta para algunos contenidos.
webmaster consejeria bicentenario   consejeria bicentenario